Loading...

#EF05 POLÍTICA FISCAL, PRESUPUESTARIA Y AUTONOMÍA LOCAL

El mes de diciembre la actualidad política suele estar centrada en el debate presupuestario, la hoja de ruta de un gobierno para todo un año. Por ello, Estación Finlandia ha dedicado su sexto programa a las entretelas de estas negociaciones y a las políticas de ingresos y de gastos ¿Son estos suficientes para abordar las necesidades sociales? ¿es real la autonomía de las instituciones locales y regionales ante los hechos que observamos en Madrid? ¿Qué hacer en los próximos presupuestos para que beneficien a la mayoría social y trabajadora? De todo esto y más debatiremos en nuestro programa, conducido por Íñigo Urresti y que cuenta con la participación de Viti Roza, Secretario General de la Unión Comarcal de CC.OO de Xixón, de Ana Castaño, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Gijón, y de Ovidio Zapico, diputado de Izquierda Unida en la Junta General de Asturias.

El mes de diciembre la actualidad política suele estar centrada en el debate presupuestario, la hoja de ruta de un gobierno para todo un año. Por ello, Estación Finlandia ha dedicado su sexto programa a las entretelas de estas negociaciones y a las políticas de ingresos y de gastos. Para ello, el programa presentado por Íñigo Urresti contó con la presencia de Ana Castaño, concejala de IU en el Ayuntamiento de Xixón, Ovidio Zapico, diputado de IU en la Junta General de Principado de Asturias y Víctor Roza, secretario general de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras, buscando tratar los temas presupuestarios desde la perspectiva local, regional y sindical.

El primer punto en ser abordado fueron los ingresos. ¿Son estos suficientes para abordar las necesidades sociales? El primero en responder a esta pregunta fue Víctor Roza, que entiende que Gijón es “una ciudad donde casi todo el público, me sumo a la necesidad de tener que subir impuestos, con la forma idónea que es que el que más tiene más aporte”. Ana Castaño añadió una perspectiva más social, pues “los ayuntamientos tienen más demanda de la que teóricamente tendrían, porque la gente en apuros va al lugar más cercano, que es su ayuntamiento”. Castaño cree que “tenemos que conjugar la demanda creciente con las posibilidades de financiación, los ingresos directos sobre los que puede jugar el ayuntamiento están disminuyendo. Se ha jugado a cuanto más se baje mejor, es perverso”. En este turno de intervenciones, Ovidio Zapico incidió en la posición tradicional de IU, “tiene que pagar más quien más tiene”. Lamentó la bajada en el impuesto de sucesiones que supone “50 millones menos para gasto social, para reducir tiempos de espera o resolver expedientes del Salario Social”, lo que para el diputado regional demuestra que “las bajadas de impuestos favorecen los postulados de los que más tienen y nos aleja de la consolidación del estado del bienestar”.

Íñigo Urresti dio paso a un tema de actualidad como es la intervención del Ayuntamiento de Madrid por Montoro, lo que le llevó a preguntarse por la verdadera autonomía de las instituciones locales y regionales. Para Castaño la respuesta es clara, “hay un recorte brutal de la autonomía de los ayuntamientos”, e incidió en el significativo caso de Madrid, donde “reduciendo la deuda de Gallardón y Ana Botella, resulta que Montoro interviene el Ayuntamiento. Se da la paradoja de que teniendo recursos no los podemos destinar a lo que el Equipo de Gobierno considere más importante porque han hecho recaer sobre los ayuntamientos el peso del control del déficit”. En el ámbito regional, Zapico mencionó “el límite de déficit, que garantiza que el artículo 135 se cumpla, una herramienta de las políticas neoliberales para hacer retroceder el estado del bienestar, son armas de destrucción de las políticas sociales”. Castaño recordó que en el Congreso de los Diputados se ha admitido a trámite una proposición de ley de Unidos Podemos para paliar las limitaciones del techo de gasto. Roza arremetió contra el Partido Popular, del que cree que “no le importan para nada ni los ciudadanos ni las políticas sociales; cuando se ven ante una situación que les puede dejar con el culo al aire, intervienen. Lo de Madrid no tiene nombre, las políticas que en su momento llevó a cabo el PP son para meter en la cárcel”.

La cuestión más debatida en torno a los presupuestos es la política de gasto, lo que llevó a una crítica de Ovidio Zapico pues, en el ámbito regional, no han podido hablar de ingresos, ya que “los más cercanos ideológicamente, PSOE y Podemos, decidieron que este debate no se abriese”. En lo concerniente al gasto, Zapico aseguró que se ven reflejados en propuestas como “el aumento del gasto social en 35 millones, el incremento del 20% en lo que tiene que ver con la red de educación de 0-3 años, medidas interesantes para atajar la contaminación o el plumero de la pampa…” Sin embargo, mostró dudas respecto al gestor e incidió en la importancia de los planes de empleo para los ayuntamientos. Este guante lo recogió Víctor Roza, que declaró que en la concertación “nos pegamos en defensa de los planes de empleo” y reivindicó los contratos de inserción y las escuelas taller o segunda oportunidad, recordando que hay gente que “se ha ido en la etapa escolar e incorporarlos al mundo laboral tiene un precio”. También insistió en la necesidad que tiene Gijón de un presupuesto, pero “salvo a IU no escuché a nadie con intención de llegar a acuerdos”. Ana Castaño lamentó la pretensión del Gobierno Municipal gijonés de aparentar que hubo negociación, pues la edil recordó que “hubo una primera reunión el 2 de noviembre, una primera toma de contacto, y otra el 14 de noviembre donde nosotros planteamos nuestras prioridades. Ahí se acabó la negociación”. Castaño cree que cuando de verdad hay voluntad de acuerdo hay “debate, ofertas, contraofertas… no hay interés por llegar a acuerdo”.

La última ronda de respuestas versó sobre lo que los invitados esperan sobre los presupuestos. Ovidio Zapico fue breve y conciso, esperando pactar “una agenda política para abordar con seguridad un sí al presupuesto, que garantice que se ejecuta lo pactado”. Castaño desgranó las prioridades de su grupo municipal de “mantener los acuerdos de concertación, asegurar el Plan de Emergencia Social, incrementando los créditos en el proyecto presentado por el Gobierno, aumentar la inversión en zona urbana y rural y mantener la inversión en materia de cultura, que este año despareció”. Víctor Roza reivindicó el papel de IU en las negociaciones, aunque lamentó que “todo lo que hace no llegue a la ciudadanía en términos de información”. Recordó que en Gijón “la mejor época de vivienda fue con IU. Nos pasa en CCOO, no somos capaces de transmitir todo lo que hacemos, deberíamos esparcer un poco más lo que hacemos. Son cuestiones que luego aprovechan otros”.


informacion@estacionFinlandia.com